Close

March 12, 2012

Brand Community Management en La Salle Business School, mi NO experiencia

Es el día después, ese magnífico día que actúa como líquido refrigerante ante una situación acontecida el día anterior para nada agradable  en relación a el posgrado de Brand Community Management (BCM) en la Salle, que me dispongo a relatar.

Todo empezó con un error. Nos citamos el viernes 9 de marzo a las 16h para entrevistas personales con la directora del posgrado de Brand Community Management (BCM) en la Salle.

Llego puntualmente a la cita a la dirección indicada, estoy en recepción y no hay nadie. Es un viernes por la tarde y supongo que es normal. En ese momento pienso que hubiera facilitado las cosas si en el mail anterior me hubieran indicado que edificio / campus / planta debía dirigirme. Son las 16:12h y al final una persona me indica que debo salir del edificio que me encuentro e ir a uno que está justo al lado. No ha sido un error mio ya que yo me he presentado puntualmente a la dirección que el footer del mail indica. Llego a este otro edificio a las 16:15h, me dirijo a recepción para comunicarle a la señorita que tengo una entrevista personal. Un posgrado que como posible futuro alumno (cliente) estoy interesado en cursar y por lo tanto, invertir los 4.700€ que cuesta. Y no digo esto de forma peyorativa, lo digo porque creo (o creía) que puede ser un buen posgrado por su temario, por el claustro de profesores y  por el prestigio de la escuela.

Volvamos al asunto. Estoy ya en el edifico correcto. La señorita de recepción me pide que aguarde, se ausenta 2 minutos, vuelve, y me pide que la siga. Yo la sigo. Me lleva a una bonita sala de estudio y me pide que aguarde, que enseguida me atenderán. Son las 16:20 y estoy sentado en esa bonita sala de estudio esperando. Veo pasar gente. En una sala alguien se entrevista con alguien. En otra, un grupo de estudiantes del MBA discuten con un tutor un case study sobre 3M. Esbozo una sonrisa recordando los tiempos de mi paso por EADA. Y sigo esperando. Han pasado 20 minutos y se me ocurre twittear mi estado a la cuenta de twitter de La Salle

Como es un posgrado de Community Management deduzco que alguien (¿un Community Manager?) leerá mi tweet y quizá se percate de mi situación, ya que en ese momento esta tuiteando sobre un edificio deportivo y sobre trekking

Pero no es así. Pasan 10 minutos más de mi tweet y sigo esperando a que venga alguien o que alguien responda mi tweet. Ninguna de las dos cosas ocurre, así que me levanto y vuelvo a recepción. Con un talante más serio le comunico que hace 30 minutos que espero y nadie me atiende. La señorita de recepción me mira sorprendida y repite el algoritmo: se ausenta 2 minutos y vuelve. Pero esta vez vuelve para comunicarme que me veré con una tal señor, no recuerdo el nombre, llamémosle fulano. La señorita de recepción me repite que vuelva a la bonita sala de estudio y aguarde al señor fulano. Vuelvo a la sala, los futuros ejecutivos del MBA ya no están, seguramente ya deben haber solucionado los problemas de 3M, qué envidia. Aguardo otros 20 minutos (ya llevo 1h aprox) y alguien aparece.

Alguien- Ya te iba a echar bronca por haber llegado tarde (sonrisas (por su parte claro))

Ignasi – Es que en recepción me ha indicado que me esperara en esta sala y llevo 1h esperando

El semblante le cambia por completo y me pide mil disculpas muy educadamente, que ella estaba justamente a la sala de al lado de la mía con otros alumnos (¿no habíamos quedado que tenía una entrevista personal? pienso…). Yo le contesto que esto no lo sabía en ningún momento y le repito lo que he escrito hasta ahora y además le añado que me voy porque tenía mi agenda reservada para esa hora y media y ya no me puedo quedar más.

Hasta aquí puedo estar molesto digamos moderadamente. Lo que realmente me ha fastidiado es que a día de hoy (12 de marzo) solo he recibido este miserable tweet 4 horas más tarde.

Disculpas aceptadas señores, pero ¿qué tal si proponemos soluciones? En ningún momento he manifestado que no quiera cursar este posgrado por lo que encuentro esperpéntico (no solo el tweet) que a día de hoy nadie haya intentado revertir la situación y emplazarme a reunirse conmigo y estamos hablando de un posgrado de Community Management

Actualización: Días más tarde los señores de La Salle me llamaron para pedirme disculpas muy educadamente y me explicaron que fue un error y no suele pasar. Yo se lo agradecí y se lo acepté de buen grado. Fin de la historia